Definámosla; es una reacción natural de recuperación psicosomática que permita compensar el deterioro del proceso Stress. La reacción stress, frente al ataque o a la probabilidad de ataque de un agente agresor, como ya lo dijimos en el tema respectivo, origina un gran desgaste psicosomático, bioenergético y bioquímico.
La Relajación posterior, lo más inmediata posible, permite la reparación natural del deterioro producido. En la vida del bosque, los animales se estresan en el ataque, en la defensa o en la huida, y luego caen en profundos estados de relajación, retozan, se dice. Los felinos son un buen ejemplo. Son verdaderos modelos del proceso Stress y Relajación.
El cuerpo humano aún pertenece al bosque y sigue sus leyes fundamentales aunque sostiene un permanente esfuerzo de adaptación a nuevas circunstancias de orden cultural.
La vida urbana, sedentaria, tensiógena, smogenizada, es el nuevo hábitat al que hay que adaptarse. Esta adaptación empieza por no omitir la Relajación entre una situación de stress y otra. La oclusión de los espacios de Relajación significa acumulación de tensión residual, estados mentales alterados y a la larga enfermedades consideradas degenerativas, que en el capítulo correspondiente ya fueron comentadas.
Cuando se dice que la Relajación es la fuente de la eterna juventud, y que diez minutos de Relajación entregan tanta recuperación psicosomática como 3 horas de buen sueño, no se esta
exagerando.
Relajación es uno de los tesoros que nos trae la tradición del Yoga, y en algún tiempo se le llegó a considerar sinónimo. En la actualidad la investigación científica ha desentrañado los misterios de la Relajación y su proceso esta perfectamente analizado. Se constata una onda cerebral característica en el electro E. G. de la persona relajada. Hay apertura circulatoria y vasodilatación, baja de presión sanguínea, realimentación sanguínea de zonas normalmente contracturadas, disminución del gasto bioenergético, estimulación de los procesos de regeneración celular. ¿Hasta qué punto el estado de Relajación se hace sentir en los mismos átomos orgánicos?.

Condiciones para una relajación eficiente.

1, Hiperventilación. Para este propósito haga a lo menos 13 exhalaciones prolongadas de aire.

2. Connotación de la energía de Relajación. Para este propósito haga a lo menos 13 respiraciones profundas por el cornete izquierdo obstruyendo el cornete derecho.

3. Preparación para el cuerpo. Previamente a la práctica de Relajación será preciso disolver la tensión residual mediante ejercicios físicos de elongación neuromuscular, especialmente en zonas contracturadas.

4. Estado de ayuno o de estómago vacío antes de practicar la Relajación. Ello por razones bionergéticas muy básicas.

5. Posición del cuerpo. Peso del cuerpo bien repartido y en una superficie firme que determine su estiramiento.

6: Inmovilidad de la musculatura voluntaria, lo que permitirá estabilizar circulación y energía.

7. Soltura consciente de zonas habitualmente contracturadas.

8. Respiración de apoyo, abdominal, suave.

9. Compromiso de la mente con la soltura y la distensión del cuerpo. Para este efecto se precisa focalizar la mente.

Aunque la Relajación es fundamentalmente mental, requiere previamente el reposo del cuerpo. Solo así será posible el efecto de Relajación en el plano mental.
Abundar más sobre el tema nos haría perder de vista el objetivo principal de esta obra, que es poner a disposición de mis pacientes lectores, recursos de la mayor eficiencia para enfrentar mejor su quehacer habitual en el que la presión y la tensión van en constante aumento.

De manera que opto por ofrecer sin mayores preámbulos una técnica básica de Relajación empleada en nuestras actividades de Escuela con excelente resultado por más de 20 años. Es una buena forma de empezar a abrir este camino de rehabilitación y actualización psicosomática habitualmente bloqueado e inhibido con los peligros y daños para la salud física, mental y social que esto significa para las personas.

En nuestro método de Yoga Integral, empleamos más de 20 técnicas distintas de Relajación, que constituyen toda una vía paralela de recuperación psicosomática y de desarrollo personal, y que puede emplear cualquier persona sin contraindicación alguna.

La Técnica que se entrega a continuación, constituye una iniciación en un método de desarrollo de conciencia y contiene todos los principios básicos de un proceso fundado en la Relajación.

INSTRUCCIONES

1. Emplee una habitación donde no sea interrumpido por ruidos estridentes o intempestivos. Bocinazos, timbres, chirridos, gritos, portazos, teléfono, contradicen la Relajación y bloquean el
mecanismo.

2. Tiéndase en una superficie firme, alfombra o cama dura, sin almohada o con una muy baja o firme.

3. Abríguese con una manta liviana. Los pies deben estar especialmente abrigados.

4. Use el texto que se incluye a continuación mediante una grabación de su propia voz, o la voz de una persona querida, cercana, que le merezca aceptación. En la grabación deben respetarse especialmente las pausas. La pronunciación deberá ser correcta, y el tono de voz, bajo y cadencioso, con el ritmo que trae el texto. Puede usar música suave, de piano ( ó new age), como fondo de grabación.

5. Vaya haciendo suyas las palabras del texto, creando las imágenes que se sugieren, y siguiendo las instrucciones que se van dando.

6. Practique la Relajación en la noche al dormirse o cuando se sienta altamente estresado.

La mayor parte de las prescripciones para la salud y el bienestar del hombre terminar y se resumen en un discurso sobre la necesidad de Relajación. Pero generalmente se omite la indispensable definición del término y tampoco se traduce a la práctica. Relajación es una palabra más que flota en el ambiente, una verbalización mítica que no esta al alcance de los que la buscan y quisieran aprehenderla y usarla.
¿Pero qué es Relajación?.

RELAJACION

Relajación es una palabra de moda. Se pronuncia en todos los tonos. Como un consejo, como una suave sugerencia, o en forma perentoria y aún angustiosa: RELAJESE La palabra suele pronunciarse en forma autoritaria y con voz destemplada que comunica impaciencia y tensión.